Como ser Feliz ¡Hoy Mismo!: Mi Historia Personal con la “Felicidad Financiera”.

Como ser Feliz

Aun lo recuerdo claramente, estaba tan emocionado con alcanzar mi tan ansiada “Libertad Financiera”. Me había puesto como meta un nivel de ingresos, que en ese momento me permitiera salir de mi empleo para al fin llegar a “Ser Libre”.

En ese tiempo tenía un empleo en el que si bien es cierto tenia que trabajar fuera del horario normal, tenía sus partes satisfactorias. Hace tiempo había leído mucho sobre libertad financiera y tenía claro que al ser empleado estaba intercambiando mi tiempo por dinero.

Los expertos dicen que ese escenario no es muy conveniente que digamos y que si lograbas un ingreso pasivo (En el cual no tengas que estar presente para generar ingresos), que supere tus gastos, ya eres libre financieramente.

En ese momento para mí eso era sinónimo de “felicidad, alegría y libertad.”

Con ese objetivo en mi mente fue como llegue a los negocios en internet específicamente a una modalidad que se denomina marketing de afiliados.

Empecé a trabajar fuera de mi horario laboral hasta altas horas de la noche, con la idea de que mi negocio produzca los suficientes recursos y esto me permitiera renunciar a mi empleo y ahora si “Disfrutar de la vida”.

Anhelaba de todo corazón alcanzar este objetivo, en ese momento ese era uno de mis mayores sueños.

Pasó un buen tiempo de arduo trabajo con días en los que me sentía muy motivado y días en donde pareciera que todo se cerraba y que jamás iba a llegar a la meta…

Hasta que cierto día, Dios me permite alcanzar este objetivo (Soy de las personas que cree que no cae ni una hoja de un árbol si no es la voluntad de Dios), llegue a mi numero de libertad financiera.

Al fin lo había logrado!!!

Ahora si, a disfrutar mi libertad!!

Se supone que ahora si seria feliz, podía hacer lo que quiera, sin preocuparme por nada porque mis negocios en automático me sostenían.

Cuan equivocado estaba…

De pronto de estar viajando a diferentes ciudades dentro de mi país, me encontraba trabajando desde mi casa, lo cual para muchas personas (especialmente las que conocí por Internet), “supone” el trabajo ideal.

Sin embargo yo no estaba bien, no me hallaba dentro de las paredes de mi casa o trabajando en algún café público de mi ciudad.

Perdí la cuenta de las veces que me arrepentí de haber renunciado a mi empleo, esta decisión en vez de darme Felicidad, produjo en mí el efecto contrario, me experimentaba con ansiedad, estresado y confundido.

Porque!!

Se supone que debía ser Feliz, había alcanzado mi objetivo!!

Es muy duro cuando aprendes y te das cuenta que lo que TU crees que te va a ser Feliz, simplemente no lo hace.

Y así como yo, mucha gente cree que cuando tengan esa casa, ese carro, esa cantidad de dinero , van a ser muy Felices. La Felicidad no tiene que ver con posesiones materiales. (Aunque soy de los que creo que si puedes comprar felicidad con el Dinero)

En mi caso gracias a Dios, no tuve que esperar a tener 80 años o estar al borde de la muerte para comprender esto, y con esto no quiero decir que el dinero sea malo, al contrario considero que es el medio hacia tus objetivos.

La felicidad es un decisión, que TU puedes tomar ahora mismo, no necesitas eso que tu crees que necesitas,  para ser Feliz, puedes ser Feliz Ahora. Solo es una decisión.

No necesitas pedirle permiso a nadie, puedes ser Feliz sin ninguna razón, puedes ir a la tienda Feliz, puedes enfrentar problemas Feliz, puedes abrazar a tus hijos con Felicidad!!

Generalmente existe la percepción de que la Felicidad está estrechamente relacionada con el éxito financiero.

Quizás si sea así, porque el dinero es el medio para… pero te aseguro que estos niños de la foto de arriba no están sufriendo porque no tienen el ultimo iphone o porque no pueden comprarse una casa o cambiar de auto.

Me considero un aprendiz de los niños, tienen tanta sabiduría, son descomplicados sin limitantes, son felices y no necesitan ninguna justificación para serlo.

Tu puedes tener la vida que quieres , lo único que te limita es la creencia de no puedes hasta que tengas “X” cosa…

Es solo una creencia nada más, y la puedes reemplazar en este instante.

Quizás yo ya era feliz en mi empleo y no me había dado cuenta, por estar afanado en alcanzar ese objetivo que supuestamente me traería felicidad, libertad y bienestar.

Te invito a agradecer infinitamente por todo lo que tienes y eres actualmente, si lo piensas detenidamente quizás ya eres feliz…